Escena inclusiva

Desde el pasado 2 de octubre, Madrid cuenta con una nueva iniciativa alrededor de las artes escénicas. Se trata del Centro Inclusivo de Artes Múltiples (CIAM) iniciativa conjunta de la Escuela de Teatro Brut, enfocada al trabajo en esta línea, y la Sala Tarambana, socia de la Red de Teatros Alternativos. Primer centro de estas características en la Comunidad de Madrid, el CIAM nace con el objetivo de abrazar todas las disciplinas del arte y el uso de las herramientas necesarias para favorecer la inclusión.
Manu Medina, actor, director teatral y creador y fundador de Teatro Brut, está al frente de este nuevo proyecto que surge con vocación de dar continuidad al trabajo que viene realizando desde 2011 sobre la inclusión en las artes escénicas: “Después de haber estado en distintos centros de España y en América Latina hablando del Teatro Brut (procesos pedagógicos para hacer teatro, con personas con y sin ¿discapacidad?) y después de conocer la trayectoria de TARAMBANA teatro, con espectáculos donde lo social, tenía y tiene un carácter muy señalado y definido, vi que ésta podía ser una gran oportunidad para crear el CIAM. Tras hablar mucho con Nacho García Bonacho, director de la sala TARAMBANA, y definir lo que sería el centro, nos pusimos manos a la obra. Primero, dirigiendo una obra donde la inclusión fuese una de las características esenciales del trabajo, y fue entonces cuando montamos TULLIDOS (actualmente la podéis ver todos los jueves de cada mes y hasta finales de diciembre); y en segundo lugar, abriendo el Centro Inclusivo de Artes Múltiples el 2 de Octubre, con los cursos de formación teatral para adultos, para niños y también cursos para quienes quieran ser monitores de arte inclusivo”.

 

Manu Medina, en la presentación del CIAM en la Sala Tarambana (Madrid)

Destinado a todas aquellas personas con inquietud por “escudriñar el mundo de la escena desde la interpretación, con o sin discapacidad”, según reza en la explicación del proyecto, en el CIAM, con sede en la Sala Tarambana, se desarrollará la metodología de Teatro Brut, apoyada en la neurociencia y neuroestética. “El teatro Brut es el acto de acompañar al actor con y sin ¿discapacidad?, en la búsqueda de su expresión artística, dándole plena libertad y ofreciéndole medios para que se exprese lo más ampliamente posible y con sus propios registros. Es una técnica donde la meta es desarrollar y despertar las capacidades creativas del intérprete para vivir plena y auténticamente el proceso de trabajo actoral. En el Teatro Brut partimos de nosotros mismos, realizando la labor creativa sin formas artísticas establecidas, respondiendo a una motivación personal y haciendo uso de materiales y técnicas inéditos”, explica Manu Medina.

Alrededor del término “discapacidad”, que desde el CIAM sitúan entre interrogantes, también habría mucho que decir. ¿No se trata, al fin y al cabo, de un estado común a todas las personas? “Por desgracia, seguimos haciendo referencia a la palabra “inclusión” porque todavía, en pleno siglo XXI, hay personas que viven fuera o al borde de la vida por ser distintas, cuando, y desde un punto de vista biológico, todos los seres humanos somos y seremos a lo largo de toda la historia, diferentes. No sólo la biología determina quién es una persona, sino también el contexto en el que se desarrolla”.

El CIAM contempla clases impartidas en la Sala Tarambana y clases externas, en centros o residencias, bajo demanda.

Más información:
www.tarambana.net

 

El actor, director teatral y fundador de Teatro Brut, Manu Medina, impartiendo un taller.

 

Las Salas de la Red y la inclusión escénica.

Cristalizada en proyectos puntuales, la escena inclusiva también encuentra en otras salas socias de la Red, un lugar para su desarrollo. Aquí algunas de las propuestas que se vienen materializando en esta línea:

La Nau Ivanow (Barcelona): Desde hace 3 años, acogen el Simbiotic Festival, un proyecto que apuesta por la creación contemporánea inclusiva de calidad y reivindica unas artes escénicas de las que todas y todos formamos parte.

La Fundición (Bilbao): En 2015, un equipo del Centro FEKOOR, servicio de la Diputación Foral de Bizkaia cuyo objetivo pasa por el empoderamiento de las personas con discapacidad física, tuvo su residencia de creación y estreno de la pieza que ellos mismo habían escrito, en la sala de Bilbao. En el festival Lekuz Leku 2018, que organiza La Fundición, se ha incluido el proyecto de danza inclusiva MAYLIS ARRABIT-XABIER MADINA-EBI SORIA.

Centro TNT (Sevilla): ETICO (Encuentro de Teatro de Inclusión y Comunitario), previsto para febrero de 2019.

Escuela Navarra de Teatro (Pamplona): Entre los proyectos que esta sala contempla se encuentra la iniciativa Entradas solidarias, con la que se ofrecen 15 entradas para la lucha contra la pobreza y la exclusión social: visitas a la sala y escuela para distintos colectivos en riesgo de exclusión social y /o con discapacid, y un taller de teatro para la asociación ANASAPS  (ASOCIACIÓN NAVARRA PARA LA SALUD MENTAL), que se desarrolla entre octubre y junio.

Teatro Victoria (Santa Cruz de Tenerife): Esta sala, del Festival de Danza Canarios dentro y fuera, programa la compañía de danza de diversidad funcional. EnbeDanza, residente en Tenerife.

Teatre Tantarantana (Barcelona): Proyecto Abre los ojos, espectáculos de creación comunitaria con una mirada social y joven.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.