El Teatro Gurdulú cierra sus puertas

El Teatro Gurdulú, situado en Leganés (Madrid), en activo desde el año de su fundación en 1994, y socio miembro de la Red de Teatros Alternativos desde 1998, echa el cierre tras la jubilación de su directora Ángela Álvarez.

A lo largo de estos años, el proyecto Gurdulú, que incluye tanto el espacio escénico como la compañía del mismo nombre fundada en 1984, ha desarrollado un destacado trabajo alrededor de la infancia con diversas actividades incluidas en la formación y exhibición de espectáculos.

Su oferta de programación, a los largo de estos 24 años, se ha caracterizado por atender las necesidades del público infantil, sobre todo el formado por edades muy tempranas (a partir de 1 año).

Desde la Red de Teatros Alternativos queremos felicitar a nuestra compañera por el recorrido profesional que ha trazado en estas décadas, con un trabajo enmarcado en el esfuerzo y la calidad.

Su directora, Ángela Álvarez, despide su trayectoria profesional al frente de este proyecto, con esta carta:

 

A todos, amigos y compañeros:

¡ADIÓS! Sí, adiós, os lo digo a vosotros y me lo repito a mí misma. No es fácil asumirlo pero creo que es lo correcto. Para esta nuestra carrera hay que estar al 100 x 100 y a lo mejor yo ya no tengo tanta energía como para iniciar nuevos proyectos aunque siga teniendo ilusiones.

La aventura que inicié en el año 80 del siglo pasado primero como compañía y luego como compañía y sala de teatro, ha estado llena de ilusiones, mucho trabajo, altibajos, alegrías muchas alegrías, nadie me puede quitar los maravillosos momentos de la creación, de las representaciones, de los encuentros con el público.

No me arrepiento del camino que elegí, he encontrado en él tantos amigos, tantos buenos compañeros… A todo esto no le digo adiós porque seguiré con todos, os seguiré viendo a todos y me veré reflejada en todo lo que hagáis.

A todo esto no le digo ¡adiós!, digo adiós a la parte administrativa, a la parte empresarial…VOY A JUBILARME.

Os quiere

                                                                                                                                              Ángela Álvarez

Deja un comentario